2022/05/17

Sociedad Trans

 Había que nombrarla. La busco y no está nombrada ni en español ni en inglés. Quede aquí, por tanto.

Había que nombrarla, porque es la forma de entender lo que ocurre con el concepto/denominación de vejez. Lo trans lo encontramos en relación con el sexo, con la raza incluso. Uno puede sentirse lo que no es fisiológicamente, y exigir ser tratado como si lo fuese. Es por tanto una tendencia general, que es aplicable entonces también a la vejez, a la "eterna juventud".

Vino de aquí

https://twitter.com/ArtemioBaigorri/status/1526616854214725633




La respuesta de Sanzo me lleva a reflexionar sobre el concepto






 

2022/05/12

Qué tonto es Twitter

Que con las sesudas reflexiones que dejo en Twitter, lo que alcance más proyección (en visualizaciones, retuits, me gusta, esas cosas...) sean chorradas como esta....(no es la primera vez)



https://twitter.com/ArtemioBaigorri/status/1523341113104515072


Dictaduras (más de 240)

Leo unos modestos cuentos de Solzhenitsyn. 

En 1971 me impactó fuertemente "Un día en la vida de Ivan Desinovich", en aquella colección RotaTiva que seguía a costa de tener que pedir luego limosna de tabaco, pero luego desprecié al autor siguiendo el catón de la época. Facha.



 Encuentro ahora que Juan Benet (ni soporté sus pedantes artículos, ni su infumable literatura, ni su soviético plan de trasvases), criado entre la élite del Régimen, le deseó al pobre Solzhenitsyn aún más Gulag (cuánta miseria moral arrastramos) por haber dicho esto en 1976:


2022/02/28

Utilidades: correo corporativo a través de Outlook en Gmail

En muchas universidades nos han jorobado al contratar el correo corporativo con Microsoft en lugar de con Google, que es con quien en nuestra vida privada la mayoría trabajamos, y donde teníamos conectado el correo de Zimbra. Me da igual si es culpa de Google o de Microsoft el que no puedan conectarse ambas cuentas, pero quien nos han jorobado han sido los rectorados de las Universidades que han actuado así. Hasta dudo que haya un ahorro real (de hecho los correos de los alumnos están en Google, así que tenemos otro problema al compartir carpetas de trabajo con ellos, o ellos con nosotros), así que habrá otras razones, espero que legítimas.

El asunto es que nos hemos matado los cascos durante semanas buscando cómo leer en Gmail el correo de Outlook hasta que nos convencimos de que era imposible conectar las cuentas, y así nos lo han ido confirmado los servicios técnicos de las Universidades, que directamente han desistido del tema. Porque a todo nos acostumbran por cansancio: a las competencias absurdas, a semestres de cuatro meses, al aprobado general como productividad, a formación continua que no forma, a la calidad que no es calidad sino burocracia y reunionitis, etc.

Pues algunos nos resistimos. Aunque sólo sea en minucias, buscamos salidas para sortear el aborregamiento boloñes, y también soluciones a los líos tecnológicos en los que unos y otros nos van metiendo, aunque no nos den rayitas en el cv, ni complementos autonómicos, ni haya epígrafe en los formularios de la ANECA. 

Pues al grano, que esperas leerlo: NO, no hay solución hoy por hoy a conectar las cuentas, y me temo que no la habrá por la lucha corporativa de las dos empresas, salvo que terminen unificándose, que todo puede ocurrir en el capitalismo. Pero hay solución tipo chapuza. Y es que no habíamos caído (al menos yo) en la pervivencia de una vieja y simple función que algunos utilizábamos mucho en los primeros tiempos del email, cuando nos movíamos entre cuentas de servidores diversos: el reenvío, algo tan tonto como eso.

El reenvío es una opción de la configuración de casi todos los servidores de correo. Simplemente le dices que todo correo que te llegue a la cuenta lo reenvíe a otra cuenta. En el caso de las cuentas de Outlook/Microsoft lo puedes hacer directamente en la configuración on line, y es muy simple: en la parte superior derecha del Outlook on line (o 365) está la rueda dentada de la configuración. De ahí a correo, y de ahí a reenvío. Marcas la opción de reenviar, escribes la dirección gmail (o del servidor que quieras) al que reenviar, y no te olvides de marcar también la opción de "Conservar copia". 


A partir de ahí ya puedes leer todo el correo de nuevo en Gmail, y por supuesto también responderlo, pero si respondes desde ahí aparecerá como dirección de envío (a la que responderán luego) la particular de gmail. A mí no me importa, pero si te importa, pues lo que tienes que hacer es irte al correo de Microsoft para escribir esos correos que quieres que tengan marchamo oficial, y ya está.

¿Te ha resuelto? ¿Algún problema? ¿Alguna opción mejor? Los comentarios están abiertos.






2022/01/12

Esos libros que te marcan

 Ando discriminando por las estanterías del despacho. Entre 1 y 4 años me faltan para dejarlo, así que hay que ir ya planificando y limpiando. Voy seleccionando los libros que traje porque me servían de los que han ido llegando por compromiso o spam analógico.

Entre los primeros están algunos de esos libros que te marcan. Y sí, sin duda uno tiende a pensar en autores. A veces no son libros, sino artículos los más impactantes (como el de La Sección del Valle de Geddes, el de Las grandes ciudades y la vida del espíritu de Simmel,  El urbanismo como forma de vida, de Louis Wirth o los recogidos por Park y Burgess en The City). Y cuando se trata de libros, tendemos a nombrar en primer lugar casi automáticamente esos grandes libros de grandes autores. ¡Cómo no nombrar en primer lugar El derecho a la ciudad de Lefebvre!... aunque me influyese mucho más El paisaje final de William H. (¡ojo a la H!) Whyte. Bueno, tantos otros... Pero olvidamos libros que, sin la carga de una autoría clara, por su carácter técnico en unos casos, por multiautoría indefinida en otros, han tenido en realidad mucho más impacto. Sin duda uno de los que a mí me impactaron sobre lo que metodológicamente se podía hacer en el planeamiento fue un documento técnico del Ministerio del MOPU francés (entonces Ministere de l'Equipement), que me regaló Mario Gaviria.

Debió ser cuando andaba empezando el proyecto de Normas Subsidiarias de Ordenación Urbana del Somontano del Moncayo, aquel proyecto de 1980, frustrado por atrevernos a oponernos a una cacicada que allá sigue, junto a la Cruz de Bécquer.



Porque al abrirlo ahí están todavía las primeras notas tomadas, supongo que en el primer recorrido prospectivo (como, tamnbién por inspiración francesa, me gustaba hacer antes de empezar) por la comarca.





















2021/12/07

Amigos de la infancia y postmodernidad

Tiene su aquel hacer, de mantener los amigos de la infancia (esa cosa municipal y provinciana, que ya se lo parecía a Unamuno en Niebla), un debate sobre la postmodernidad. Cuando Postmodernidad y Sociedad Telemática precisamente realimentan el comunitarismo de pandilla eterna.

https://twitter.com/ArtemioBaigorri/status/1468171234647101442


Epiricaricacia

La epiricaricacia, una palabra que paradójicamente no existe en el idioma de un país, España, donde constituye un deporte nacional: la felicidad causada por la desgracia ajena. Hasta el puritano inglés la tiene, pero no la lengua de Quevedo, Tono y Berlanga
 https://t.co/tvi7dUNJWu

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...