2024/02/08

Utilidad bibliográfica

 ¿Quieres recuperar bibliografías de textos que escribiste antes de utlizar gestores de bibliografía?

Sólo tienes que copiar la bibliografía, pegarla en un documento de texto, dejar doble espacio entre las referencias para que quede más limpio (si utilizas LibreOffice, con la extensión AltSearch, que busca y sustituye todo lo humano y lo divino, lo resolverás más fácilmente), revisarlo para que cada referencia esté en su línea y no partida, y pegarlo aquí (donde dice 1.Parse) 


...y Hale Hop, aparecerán luego creadas las referencias, que puedes editar por si hay algún error


Si ha funcionado, que habrá funcionado, lo único que tienes que hacer es bajar el fichero en formato biliográfico que te sirva. Yo que utilizo Zotero, necesito el formato BibTex.


Para importarlo a Zotero, vas al menú Arhivo/Importar/ Un archivo BibTex, y automáticamente obtiene las referencias, y para que no te líes les crea una carpeta nueva con el nombre del fichero creado por Anystyle.



Pues hala, a disfrutarlo









2023/12/25

El material de los sueños

Se supone que el motor de los sueños, un poco como la IA, interconecta datos dispersos, no necesariamente relacionados entre sí, para expresar temores o dudas que están en el subconsciente. Conecta recuerdos, sensaciones, experiencias recientes información acumulada, y genera una historia, un juego de rol.
Pero lo que no me había ocurrido nunca es recordar sueños antiguos o sea que los propios sueños se constituyen en material de esa base de datos con la que trabaja el motor de los sueños. 
Hoy me he despertado teniendo presente una casa, un entorno en el que ocurría algo (bueno, estaba vacía, creía que era mi espacio de trabajo y lo habían vaciado, o algo así), pero en el duermevela, aún no despierto del todo, ha aparecido de pronto un piso, otra vivienda en una casa vieja, que sé que tuvo importancia en algún sueño que no recuerdo sobre qué era ni cuándo lo tuve pero sí sé que fue hace mucho tiempo. Y de pronto hoy ha reaparecido ese fragmento, fuera de contexto, esa casa. Qué cosas

2023/12/05

Obituarios anónimos


Qué cosas, lo que es la miseria de la Academia. Hace muchos años viví muy de cerca la actuación infame de un miembro de tribunal (bueno, fueron dos los infames, pero en un caso según supe fue una infamia subrepticia, disimulada, a la espalda) en un tribunal de plaza de Profesor Titular de Universidad, en una pequeña ciudad de provincias.

Según se supo, llevaba la intención de apoyar a un amigo suyo que había firmado la plaza, pero que finalmente no se atrevió a presentarse, porque el candidato "local" tenía un gran currículum. Y es que era una de esas plazas de provincias en las que era fácil que los miembros del tribunal de fuera, si coincidían en red de intereses y eran mayoría, bien podían "hacerle la cama" al candidato local y birlarle la plaza. Ocurría a veces en áreas en la que sólo en unas pocas universidades de ciudades grandes se impartía la titulación y por tanto había catedráticos con poder.

Pero en ese caso no lo consiguieron porque la presidenta del tribunal resultó honrada, y según también se supo luego, había resistido llamadas de otros catedráticos proponiéndole apoyar en un caso a un candidato y en otro a una candidata. Así que le resultó fácil no enfadar a ninguno de los dos por haber apoyado al candidato del otro: simplemente dejó que quien más méritos tenía obtuviese la plaza, y así quedaba bien con las tres partes. Gente que sabe hacer las cosas.

El caso es que aquel miembro del tribunal estaba especialmente cabreada por haberle salido mal la jugada, al no presentarse el amigo, y se dedicó a intentar reventarle la oposición al finalmente único candidato (de los tres firmantes, sólo él compareció).

¿Cómo lo hacía? Pues no lo he vuelto a ver hacer nunca en ningún tribunal. Hacía preguntas inopinadas interrumpiendo las exposiciones, hacía continuamente ruido con los libros, se levantó de la mesa muchas veces (algunas decía que para ir al servicio, pero en otras ni se dignaba decir nada), y por supuesto votó contra el candidato. Aunque tras finalizar fue tan cutre que no despreció la invitación que quien ha sacado la plaza suele hacer a la comida de celebración (que en provincias suele ser bastante opípara) al tribunal, además de a la familia y amigos. La conclusión que sacó el personal es que estaba desquiciada. Que estaba enferma, pero no de la uretra sino del coco.

Pues es curioso, porque en décadas no había vuelto a saber de ella, y ahora he buscado su nombre por otra curiosidad (no lo recordaba, que a la vejez nuestra mente selecciona mucho qué recuerda y qué olvida) y acabo de descubrir que se ha suicidado. Muchos años después de aquéllo, así que no habrá tenido relación con aquel acto de pura maldad, que de forma tan particular materializaba la idea de la banalidad del mal que elucubró Hannah Arendt; aquí no como mecánica obediencia a un superior, sino al designio de beneficiar al amigo e intentar destruir, sin conciencia de hacer el mal, todo aquello que se oponga al amigo. Quizás era un posible novio, quién sabe.

Puede su suicidio responda a razones de salud, una enfermedad incurable o algo así, ni lo sé ni me interesa. Puede que a la simple soledad, algo que teniendo tan mala hiel no me extrañaría que sufriese. Pero claro, me ha llevado a acordarme de aquel sucedido, y a saber cuántas otras maldades como aquella habrá cometido antes y después, cargando poco a poco de pecados la mala conciencia.

Sé buena gente. Que aunque es raro que haya Justicia, la maldad tarde o temprano te pasará factura. 



2023/10/16

Un hilo sobre el trabajo de los profesores

Continuamente me aparecen en mi TL tuits de profesores (normalmente de primaria y secundaria) quejándose del trabajo burocrático "extra", del trabajo que nos tenemos que "llevar a casa"... Y a mí que me parece que nuestra profesión es de las más cómodas de la estructura profesionales de la EPA, por mucho trabajo que me lleve a casa, por muchas horas que eche (o haya echado, más bien) en el despacho, por muchas dedicaciones absurdas a cuestiones no menos absurdas orientadas a una supuesta calidad. Y eso que en la Universidad el nivel de "trabajo en casa" creo que es muy superior al de otros niveles de la enseñanza (creo; no conozco encuestas con mediciones horarias fiables). Bueno, pues eso, que uno de esos tuit lacrimosos (como tantos otros de Secundaria y Primaria que olvidan siempre por sistema, entre otras cosas, la jubilación a los 60 con 30 trabajados) me hizo pensar en todos los empleos y oficios que, al contrario que el nuestro, sí que son "esclavos", sea de 8 horas o de 14, y durante 11 meses (entre algunos autónomos 12) meses al año, y no pueden jubilarse hasta los 65/67, con 35 cotizados. Tenemos muchas razones para quejarnos de cosas; pero quejarse del trabajo, entre los docentes, es inaceptable. Y es, sobre todo, ser un ignorante de cómo es la vida laboral real, y muy especialmente fuera de la ubre del Estado.

Cita de Antonio @erinacevs

Curioso que el profesorado cobre menos que otros funcionarios del grupo A1 porque disfruta de muchas más vacaciones y festivos pero al mismo tiempo gracias a la burocracia se pasa la mitad de ese periodo trabajando en casa mientras los que si cobran su sueldo se van de puente.

11:15 a. m. · 16 oct. 2023

·

1/4 Hay tantos (la inmensa mayoría) empleados públicos y privados que fichan 8 horas cada día con un mes de vacaciones, y que a menudo deben llevarse faena a casa... Tantos autónomos que trabajan 12 y 14 horas sin vacaciones... 

Cuando veo a mi hija levantar la pesada persiana...


2/4 de su estudio de 10 á 10, comer allí para ganar tiempo, limpiarlo el domingo, pedir ayuda porque no alcanza a atender su página web, me avergüenzo de no haberla conducido por la buenas o por las malas a ser profesora de primaria, secundaria o superior. 

Que los profesores...



3/4 dediquemos una cantidad excesiva de tiempo, en el aula, el despacho o en casa, a tareas no ya burocráticas, sino absurdas, no significa que trabajemos de más, porque ese tiempo deberíamos dedicarlo a tareas productivas como leer, escribir, investigar. Sólo significa que nos


4/4 lo perdemos en ocurrencias pedagógicas (a menudo estúpidas) que por percolación contaminan todos los niveles. Cada vez que copypego el rollo de "competencias" en el "plan docente" (osea, objetivos no definidos por mí sino por "el Verifica"), siento vergüenza. Pues así todo.




Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...