20111010

La dominación masculina

Y no, no va de Bourdieu, padre de la Sociología políticamente correcta, de quien no soy devoto (me aburre, la verdad). Va de ingleses y genetistas.

Los ingleses llevan casi dos siglos obsesionados con la eugenesia, empeñados en encontrar el gen de la violencia, el gen de la pobreza, el gen de todo... Los genetistas metidos a etólogos metidos a sociólogos son peligrosísimos, pero nada podemos hacer al respecto. Si les financian investigaciónes y experimentos sobre eso (mientras no hay fondos para investigar las causas sociales/reales de la pobreza, las causas sociales/reales de la violencia, las causas reales/sociales del abuso...), pues qué se le va a hacer. Seguir atentos, para que no metan la pata demasiado.

Es más, si bien los genes no creo que puedan explicar los comportamientos sociales, al menos por sí solos, estoy convencido de que lo contrario sí ocurre, aunque no podamos saber (hoy por hoy) mediante qué mecanismos. Tal  vez en una fase más avanzada de la investigación genetista lleguen a descubrir algo al respecto: si los genes son información, pura información... ¿por qué no habría de pasar, de alguna forma, la información cultural, los hábitos, las limitaciones ambientales superadas, los estímulos de un lado u otro del cerebro, en suma los comportamientos repetidos, las estructuras mentales fruto de las estructuras y dinámicas sociales, a los genes?. Creo que sería más interesante, y daría resultados más útiles, investigar esa dirección, justo la inversa que la que vienen estudiando los obsesos del gen. Es decir, la eugenesia puede que sea una teoría biosocial interesante, pero si le damos la vuelta, como Marx hizo con Hegel: si construimos unas sociedades humanas mejores, pudiera ser que pudiera que al final los miembros de esa especie humana fuesen constitucionalmente mejores de lo que ahora somos. O son, claro (porque los malos son los otros, ¿no?).

sea como sea, a veces los obsesos y obsesas del gen se dan de bruces con sorpresas. Muy sorprendentes. Porque según este experimento, si lo he entendido bien, ¿resulta que la voluntad de dominación no la heredamos de los padres, sino de las madres, no es masculina, sino femenina?. ¿Tendría, entonces, una base real, el mito de las sociedades prístinas matriarcales, destruidas luego por el patriarcalismo? ¿Entonces, si los genes no son un producto social como yo creo, sino la causa de lo social como cree la mayoría, sería la dominación masculina una rebelión contra los dictados de la Naturaleza, como lo es (cada cual que juzgue si para bien o para mal)  buena parte de la evolución social?

Uf....... Eso sí que es abrir la caja de Pandora...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...