20070710

Del trío de las Azores al dúo del todo a cien

Negroponte nunca ha entendido la fractura digital, no tiene ni zorra idea de qué va eso. En su libro (o best seller, mejor dicho, que no es necesariamente lo mismo) Mundo digital, publicado en 1995, cuando se oían voces incluso institucionales (en la Administración Clinton/Gore, en Europa) en relación con la desigualdad en el acceso a las NTIC's, después de llenar casi 500 páginas de grandes promesas tecnológicas, únicamente en la penúltima página (en serio) incluye una referencia de tres líneas, cuya profundidad y alcance me obliga a transcribirla literalmente: "mientras una cuarta parte de nosotros tiene un ni vel de vida aceptable, tres cuartas partes no lo tienen". Sublime, ¿no?.
Un día le dió por intentar mantener su proyección mundial, en clara decadencia, promoviendo nada menos que el ordenador del todo a cien: el proyecto ni un niño sin ordenador. Básicamente se trata de un ordenador de 100 dólares que en realidad ya cuesta 175 (esto es, prácticamente lo mismo que un auténtico portátil de segunda mano), y aún no ha salido a la calle. Un ordenador wifi para países en los que no existe el wifi ("que se conecten entre sí", dice Negroponte, osea, volver a lo de las latas de tomate conectadas con un hilo, pero sin hilo). Un ordenador a pedales. Un ordenador que no guarda nada. Un ordenador, en suma, que no es un ordenador, sino un juguete. Y un juguete muy caro. Porque Negroponte no va a permitir que se le venda a cualquier pobre, del Tercer o del Cuarto mundo (porque la fractura digital también está dentro de los países ricos), ya que el pedido mínimo es de ¡un millón de unidades!.
Todos le han ido diciendo que deje de hacerser autopropaganda con eso (cada página de la web dedicada supuestamente al portátil de los pobres, está llena de citas o fotos del propio Negroponte), es decir, a costa de los niños pobres.
Y los que le quieren le advierten que, en realidad, se va a arruinar (o más bien va a arruinar a quienes han invertido en el proyecto, pues él, como buen gurú, tan sólo ha puesto la idea, al nivel de tantas otras, y ya le ha sacado todo el partido posible). Porque sin tanta tontería, el gobierno de la India, desde una iniciativa pública (que es desde donde siempre se han resuelto, y se seguirán resolviendo, las desigualdades), ya tiene a punto un ordenador con un coste de 10 dólares.

Dos pijos en tienda cien


Pero la mejor prueba de que la idea (¡qué idea!) va a ser una auténtica pifia es que Negroponte ha escogido, como partner para vender su moto en España, nada menos que José María Aznar (ese señor que habla en tejano), y esa Fundación que preside, tan preocupada por la desigualdad y las injusticias sociales: la FAES, oh, sí... esa cosa a la que Aznar, como presidente del gobierno, dotó (entre los años 2001 y 2003) con ¡8 millones de euros (1.300 millones de pesetas)! antes de pasar a presidirla, y que se dedica a generar productos intelectuales de este nivel.
Si el gurú de las Azores asesora al gurú de tienda cien... van de cráneo los niños pobres del mundo mundial. Afortunadamente, el gobierno indio trabaja seriamente en el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...