20080310

Desapacible

...ha estado el día (estuvo el día ayer, que no hay manera de terminar este comentario). Uno esperaría un día radiante, que Natura se contagiase de la alegria de la Democracia... Pero no, los ritmos humanos no son coincidentes con los de Natura; nos ha costado 10.000 años conseguirlo, y ahí andamos, en la Sociedad de 24 horas, justamente acabando a golpe de byte con el reloj (pero hoy finalmente ha salido ese día... ¿Natura se alegra con cierto retraso, en plan canario?).

Raro por tanto el día, frío de nuevo, viento, lluvia maleva (osea: que molesta, pero no empapa el campo). Como raro fue el día de (ante)ayer, o el resultado más bien. Ganamos. Así, sin tonterías. Ganamos todos los progresistas de este país... o no. Porque lo de Izquierda Unida es realmente triste; incluso, como Llamazares clamó, injusto. No sólo hay que modificar la Ley Electoral para circunscribir a los nacionalistas a su auténtica significación, sino, sencillamente, para que el voto de cada ciudadano valga lo mismo. En la Urbe Global no cabe la excusa del peso territorial: el territorio no existe. Dar representación al territorio, y no a las personas, es dar la razón a los nacionalistas. Pero aún así, las Cortes disponen de una cámara territorial, que precisamente clama reforma en ese sentido, y el sistema autonómico garantiza en España justamente la representación territorial. El caso es que es infumable que a IU le cueste cada escaño a casi medio millón de votos (480.000) y a Convergencia i Unió le salgan a 70.000. El otro día, en el especial de Canal Extremadura, no me dió tiempo a comentarlo (la verdad es que se pasaron el tiempo haciendo conexiones y proyectando gráficos, por lo que apenas pudimos intervenir los comentaristas), pero hoy en la tertulia me he extendido sobre la cuestión, seguro que me he ganado algún enemigo regional.


Por supuesto que en los términos en los que Rodriguez Ibarra ha planteado de nuevo el tema de la casa común de la izquierda, osea la unificación, ese problema desaparecería, porque para los grandes partidos nacionales no existe ese problema: el sistema de restos les beneficia por igual (en el 2004 cada escaño costó unos miles de votos más al PSOE, y en estas le han costado unos miles más al PP). Pero no tengo claro si la idea es funcional. En la medida en que, según las evidencias, en las sucesivas oleadas de fugas del PC/IU no han ido huyendo hacia el PSOE precisamente los más utópicos, sino más bien los ex-comunistas más ansiosos de cargo, me pregunto si esa fagotización de IU no dejaría sin espacio a los soñadores ilusos, tan necesarios. Porque en un partido como el PSOE, seamos serios, caben ilusos, y caben soñadores, además de otras muchas subespecies políticas, pero ya no soñadores que además sean ilusos. Claro que a lo mejor tampoco los tienen ya en IU..., y en ese caso la unificación nos ahorraría a todos muchos quebraderos de cabeza. Por cierto, salen del campo de batalla con sentido del humor. No es lo de menos... Pero no salen expresando un auténtico meaculpa por las aberraciones que los pocos que pillan poder cometen. Se ve que ya no recuerdan la pinza, ya no recuerdan los sueños (nada ingenuos, aunque ilusos) del sorpasso, las pequeñas inconsecuencias que el otro día comentaba, o las grandes, terribles inconsecuencias. No me ha gustado que Llamazares no haya querido ser explícitamente consciente en público, frente a la ciudadanía, de que el hecho de que, por esas cosas del azar (Crash), la gente se haya podido enterar de que estaban gobernando en Mondragón con el nuevo brazo político de ETA (¿pero es que IU no hace escrúpulos a nadie, en Cataluña con el PSOE, en Euskadi con el PNV, en Mondragón con ANV, con el PP en tantos ayuntamientos....?), les ha supuesto, seguramente, un 40% de su hundimiento electoral.

Pero decía que (ante)ayer, a medida que nos iban sirviendo los resultados en el plató de Canal Extremadura TV (bueno, en el plató prestado por TVE), en donde nos habían sentado a dos políticos profesionales (del PSOE y del PP), a un periodista y a mí, todo me resultaba raro. Desde antes incluso, al ver la participación a media tarde; los medios la señalaban más baja que en 2004, pero yo me quedaba un poco alucinado al contrastar datos (no soy un experto electoral, pero la experticidad electoral es sólo cuestión de números): si observamos la tendencia histórica de las votaciones en España, a cada cambio de ciclo (esto es, cada cambio de partido en el gobierno) le sigue una caída brutal en la participación. Teniendo además en cuenta la tendencia general a la baja desde las primeras elecciones (ya saben: eso del hastío democrático), los números me brillaban ante los ojos: la participación natural debería haber sido de en torno al 68%, esto es por debajo incluso de la del 2.000. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Habíamos conseguido movilizar finalmente ese voto holgazán de izquierdas que en realidad tiene poco de izquierdas (el voto fiscal lo llamamos en nuestro primer estudio electoral, allá por 1994)?

¿Seguro? Me temía que no era así, desde el momento que Madrid y Valencia incluso superaban, en algún momento, la participación del 2004. Y a medida que iban llegando los primeros datos era ya evidente: resulta que, me temo, el incremento de la participación ha beneficiado a la derecha. ¿Incluimos ahí ese extraño partido unipersonal (ahora se llevan las SAU, las Sociedades Anónimas Unipersonal) que presumía incluso de no tener programa para casi ningún tema, salvo el de que no se rompa España? Me resisto a creer que las gentes de derechas hayan votado al partido de Savater, el liberal tragaobispos... claro que si son fieles a El Mundo y éste se lo pide junto a Pío Moa..., pues una experiencia más para los yuppies, entre raya y raya...

Osea, llevamos dos cosas raras, raras... Aumenta la participación en una segunda legislatura de nuevo presidente, y el incremento de la participación no beneficia a la izquierda. ¿Serán efectos no considerados del cambio climático global? Hay que reflexionar, sin duda. Quizás sea el cierto modo el efecto de ese otro cambio global, la recesión económica global. ¿Alguien ha visto unas elecciones en las que los síntomas de la crisis hagan su aparición en plena campaña, y no se hunda el partido en el gobierno?. Puede que eso explique, más que las cantinelas ideológico-cristianas, la hipermovilización de la derecha precisamente en dos de las regiones que más se han beneficiado del último ciclo alcista/especulativo/ladrillil de la economía: Madrid y Comunidad Valenciana. ¿Pero alguien cree que en Levante, el reino de la derecha más viciosa, se movilizan por las bodas gays o la educación para la ciudadanía?. "La economía, estúpidos, la economía" -que repiten como papagayos los estúpidos ideólogos neocon, tan incultos ellos que ni siquiera saben que ese eslógan fue creado por los demócratas de Clinton en la campaña contra Bush I.

Bueno, vayamos acabando, que esto ya empieza a parecer un artículo, y para eso escribo estas cosas, para no trabajar tanto como requiere un artículo.... El caso es que tras la tertulia radiofónica de hoy-hoy seguimos con el debate fuera de los micrófonos. Mis colegas de pasillo, y en algún caso colega de la tertulia, insisten en reproducir la boutade que Aceves ha dictado como argumentario al PP: el PSOE ha ganado con los votos de los radicales (eso le hace temer a Miguel Centella, y me escribe al respecto, nada menos que el fin de la socialdemocracia). No sé cómo no les dará vergüenza decir eso a ellos, que reconocen no tener a nadie a su derecha, es decir haber absorbido a la mayor parte del voto fascista. Pero sobre todo no entiendo que sociólogos hechos y derechos caigan en las trampa. No hace falta ser experto electoral, sólo hacer números. No los voy a hacer aquí, que ya me he cansado haciéndolos con Miguel y Mané, pero pueden comprobarlo: el censo electoral ha descendido en Cataluña (les aumenta la población, pero sólo por la inmigración, que no vota); además, la participación ha descendido en casi tanto como votos ha perdido Esquerra Republicana; hay otros minúsculos grupos radicales por ahí... Hagan cuentas: no más de entre 50 y 90.000 votos han ido de ER al PSOE. Y si alguien no lo cree, que espere a la encuesta postelectoral del CIS y se convencerá.

Raras elecciones, raras... En mi caso, contento, pero con cierto regusto amargo (amarga victoria, insiste Centella recuperando en sentido inverso el brindis de Felipe). No sólo porque esperase mayoría absoluta, que la esperaba/deseaba, o porque siga ganando la derecha en mi ciudad (una ciudad que seguiría nadando en la miseria sin las pasadas por la izquierda habidas en España, y sin los veinte años de Ibarra en la Junta de Extremadura: las clases medias andaluzas deben de ser más lúcidas, o más solidarias, o más agradecidas). Sino porque además se han producido demasiados cruces de circunstancias, como para que podamos llegar a aprehenderlos en su sistematicidazzz, como diría el (nuevo) presi.

Addenda:

El debate ha seguido por los despachos del pasillo, y en plan epistolar. Sería largo reproducirlo (quizás debamos retormar el blog del grupo de investigación que abrí hace tres años y nunca llegamos a utilizar)

Hay que reconocer que la derecha ha subido (concretamente, si consideramos a CIU, PNV, BNG, CC, UPyD, etc, como el centro político): exactamente un 4,17%. No hay que echarlo en saco roto. Pero vamos... Creo que tenemos margen, como se ve en el gráfico. Les falta mucho para llegar a los 12 kilos...

Puede que de alguna manera se haya producido un bucle temporal. Hoy (ayer, por eso estaba tan amuermado el día) es el día de la marmota y despertamos en el auténtico 15-M, como seguramente hubiesen sido las cosas (y alguna encuesta lo preveía entonces) sin el 11-M (pero con una distribución distinta entre los partidos de izquierda y centro, porque efectivamente no es el día de la marmota). Osea (y se acabó de hablar de elecciones, espero): intuyo que en el 2012 tocan la caída en la participación correspondiente (desmovilización/desmoralización de la derecha) y la mayoría azzzsoluta.

6 comentarios:

  1. Estupendo y querido Artemio:

    Estoy básicamente (y lo recalco, básicamente, porque después parece que uno lo discute todo) de acuerdo con tu análisis, pero me gustaría hacer dos salvedades:
    Una menor: ¿la subida de votos de ERC en 2004 no se debió en gran medida a exvotantes PSOE? ¿no han vuelto las aguas a su cauce en 2008?
    La otra, que me parece más importante: la cuestión territorial. Lo siento, pero si la cuestión territorial es inherente a la propia definición de Estado, por mucha urbe global e historias por el estilo, es algo que nunca se podrá obviar. Otra cosa es que el sistema electoral sea preconstitucional, adaptado a la realidad sociopolítica de los años 70, etc., etc., etc. y que se puedan corregir algunas cuestiones. Pero teniendo en cuenta el coste de oportunidad, ¿qué se sacrifica para salvar partidos que logran muchos votos en conjunto pero muy pocos en cada sitio?
    Y en este sentido, me encantaría saber cuál es "la auténtica significación de los nacionalistas". Lo siento. El sistema proporcional de circunscripciones provinciales es lo que tiene. Hay otros sistemas, claro, pero ¿te atreverías a afirmar que el sistema británico o el francés o el norteamericano es peor o mejor? Lo son, en función de qué criterios se utilicen para analizarlos. También se podría hablar de una circunscripción única para toda España, o de aumentar el nº de diputados y aplicar a una parte de los escaños un sistema de restos a nivel estatal. Pero dudo mucho que todo esto beneficiara a otros partidos que no fueran los dos grandes.
    Y sí, yo también siento el fracaso de IU. Pero echarle la culpa al sistema electoral (que parte tiene, por supuesto) o al tsunami bipartidista significa obviar otra cuestión. Que IU obtuvo el tercer peor resultado de la historia en nº de votos (963.040), pero que en realidad es su peor resultado en % (2,75%). O sea, que no convence a los votantes o que convence menos que otros.
    Bicos.
    Pepe.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, empezando por el final, IU es la principal responsable de su fracaso medido en pérdida de votos. Ya señalaba yo el fuerte impacto que el efecto Mondragón/ANV hubo de tener entre muchos de sus votantes pacifistas-sin-adjetivos, así como su caótica política de pactos en general, guerras internas, sin contar con el efecto negativo que el mero apoyo al PSOE le ha supuesto siempre (ahora le vendrá un nuevo trasvase de ansiosos por tocar poder, y es humano). Pero sí es responsable el sistema electoral de su fracaso medido en términos de representación parlamentaria, y eso no tiene vuelta de hoja. Aquí no hay pocos o muchos votos por ciscunscripción: o los votos de todos valen igual (o al menos parecido), o como democracia parlamentaria esto es un churro.

    En cuanto a "la auténtica significación de los nacionalistas", pues creo que el concepto está bastante claro. Supongo que verías el creo que único debate a siete en la campaña electoral. A ver... Los representantes de unos 25 millones de votantes se distribuyen el tiempo así: quienes representan al 90% de los votantes tienen tres pedazos del pastel de tiempo, y hablan de los problemas y necesidades de todos los españoles, más los de los extranjeros que andan por aquí. Y quienes representan al 10% de los votantes tienen cuatro pedazos del pastel de tiempo, y hablan de los problemas de SUS feligreses (y es lógico: si el BNG, o CIU, no buscan el voto de los residentes en Albacete, ¿por qué interesarse por los problemas de los albaceteños?), y si hablan de los extranjeros es, como en el caso del canario, únicamente para quejarse de las molestias. Esa es la auténtica significación de los nacionalistas; legítima, desde luego, pero no con mayores derechos de representación que el resto de ideologías existentes en España.

    Si un sistema electoral justo (y es obvio que este no lo es, y tú lo has dicho: es preconstitucional) sencillamente hay que mejorarlo, como todas aquellas leyes y estorbos que impiden el pleno desarrollo humano. Nuestro estupendo y novedoso sistema autonómico permite que ninguna expresión de intereses quede en saco roto. Pero, por favor..., tampoco se trata de dejarnos robar el saco...

    En cuanto a los trasvases de votos entre partidos, son algo tremendamente delicuescente como para tener claro las direcciones. Hay que cuidar con los cálculos automáticos. ¿O podríamos decir que los 40.000 votos que el PP ha perdido en Galicia han ido a parar al BNG y EU-IU? ¿La desmanoliñización es una bloquización? ¿Por qué no? ¿No hay gentes que han votado al PP alguna vez y ahora votan al BNG?. Pero vamos... Es que ahí todo lo que digamos es pura especulación, apta únicamente para un blog.

    ResponderEliminar
  3. Joder, he tenido que buscar delicuescente en el diccionario. Pues sí, los trasvases de votos son algo delicuescente. Pero a priori. Porque una vez que se hacen las encuestas postelectorales se sabe razonablemente bien cómo fue el trasvas. Por cierto, no creo que la desmanoliñización se convierta en bloquización pero, siendo coherente con lo que acabo de decir, habrá que esperar a la encuesta postelectoral para saber si son las propias dinámicas demográficas u otras cuestiones las que influyeron en el tema.

    Y con respecto a lo otro… a ver. No vi el debate a 7, pero deduzco que por los representantes de 25 millones te refieres a PSOE, PP e IU y si es así, no estoy de acuerdo. Estás obviando el hecho de que PSOE y PP tuvieron sus dos pasteles propios para zampárselos entre ellos.
    Pero repito que sí coincido con lo de que todo voto debería valer lo mismo… o incluso toda expresión electoral de la ciudadanía, incluyendo la abstención, el voto nulo y el voto en blanco. Hay razones para ello. Y si asumiéramos esta máxima y repartimos el censo entre los escaños, nos sale que el escaño cuesta algo más de 100.000 votantes (exactamente 100.206,311) el resultado del domingo sería algo así:

    PSOE 110
    PP 101
    CiU 8
    EAJ/PNV 3
    ERC 3
    IU 10
    BNG 2
    CC 2
    UPyD 3
    Na-Bai 1
    Abst+Nul+Blan 88

    Quedarían por repartir 19 escaños debidos a los restos. En cualquier caso no alteraría mucho el resultado, porque aunque aumentaran algún escaño los que ya están, se daría entrada a la miríada de partidos que obtuvieron menos que Na-Bai (Coalición Andalucista, sin ir más lejos, obtuvo más votos que Na-Bai, pero en más circusncripciones; entrarían también Ciudadanos, Eusko Alkartasuna y posiblemente los antitaurinos).

    Claro. Que más de una cuarta del hemiciclo esté vacía introduce elementos de deslegitimación del sistema que no se pueden soslayar. Por eso me puedes argumentar que no se debe hacer el reparto sobre censo electoral sino sobre voto efectivo, lo cual es discutible, pero incluso en ese caso el resultado sería el siguiente

    PSOE 151
    PP 139
    CiU 10
    EAJ/PNV 4
    ERC 4
    IU 13
    BNG 2
    CC 2
    UPyD 4

    Y habría que repartir 21 escaños entre los restos, de manera similar a la anterior.

    En resumen:

    D'Hondt Reparto proporcional
    actual sobre voto sobre censo
    PSOE 169 151 110
    PP 153 139 101
    CiU 11 10 8
    EAJ/PNV 6 4 3
    ERC 3 4 3
    IU 2 13 10
    BNG 2 2 2
    CC 2 2 2
    UPyD 1 4 3
    Na-Bai 1 0 1
    Abst+Nul+Blan 0 0 88
    Restos 0 21 19
    Escaños Total 350 350 350

    Es cierto que los partidos más perjudicados son los que obtienen muchos votos pero muy repartidos, pero no tanto a costa de los nacionalistas, que concentran sus votos en pocas circunscripciones, sino de los grandes partidos de representación estatal. En otras palabras, el sistema de circunscripciones provincial con aplicación de ley D’Hondt para reparto de escaños perjudica a IU o a UPyD, cierto, pero los grandes beneficiados no son los nacionalistas (que lo son, pero en mucha menor medida) sino PSOE y PP, que son los que se benefician de los restos ¡en todas las circunscripciones!.

    En fin, espero haber contribuido a poner a los nacionalistas y a los no nacionalistas en su auténtica significación. Lo de IU es una putada, vale, pero achacarlo a “la cuestión territorial” (parecemos Ibarreche, oyes) no es un buen argumento.

    Pepe

    ResponderEliminar
  4. Leche...! Y eso que la addenda era para cerrar el tema electoral :)

    Por tanto tentado estoy de darte la razón en todo, porque la tienes y la mereces aunque sólo sea por el esfuerzo matemático... pero no. No al menos en una cosa, que apenas pesa en tu ensayo, pero es esencial: el beneficio extra que los dos grandes partidos nacionales obtienen puede ser democráticamente descontado por dos razones: en primer lugar, porque nunca beneficia al mismo; y en segundo lugar, y sobre todo, porque es referido al 'cuerpo de la nación' - que diría el admirado faro de tu vuestro Manoliño, osea Maura-, y no a una parte del mismo, que de la forma actual queda sobrerepresentado en sus intereses más particulares.

    Pero Ufff.... Veo alucinado que acabo de citar a Maura, lo que es un claro indicador de que estoy equivocado, o cuando menos de que debo de dejar definitivamente el tema. Pero no te fíes, porque en cualquier momento Miguel puede salirse del peticomité y extender el campo del campo, percolando de nuevo el blog con la electoralística... (chúpate esa!)

    Así que me voy, a que me den calambres en las muñecas para comprobar qué de hechas polvo las tengo por el túnel carpiano (es lo que pasa por abusar del teclado)

    ResponderEliminar
  5. Espero que tus muñecas estén mejor. Espero también que Miguel se lance al blog. ¡Espero tantas cosas!
    ¡Cuánto echaba esto de menos!
    Un abrazo a tutiplén.
    Pepe

    ResponderEliminar
  6. Pues no... Están hechas unos zorros, como no podía ser de otra forma tras 38 años tecleando y 12 ó 14 de ratón... Especialmente la derecha, en la que me tienen que rehacer el túnel carpiano.

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...