20110309

Vuelve el hombre (cristiano)

"Me quitaría la vida, si mi religión me lo permitiera, antes de no pagar". He ahí la mejor autoproclamación del sinvergüenza, del aprovechado que les quita los ahorrillos a las abuelitas desamparadas: es un imposible que sólo puede captar la atención de los tontos.
¿Tontos, incautos, desprevenidos?. ¡Ya...! Estamos, de nuevo, ante el timo de la estampita, eterno, siempre fresco, siempre dispuesto para que los que querrían aprovecharse (los colocadores de dinero negro del piso vendido al final de la burbuja, las monjitas con millones ahorrados bajo el colchón...) de la sociedad, obteniendo unos intereses imposibles, o que sólo pueden derivar de la explotación ultramarina, y evadiendo impuestos, pero que terminan siendo víctimas de estafadores mucho más profesionales.
Estamos siempre hablando de lo mismo, repitiéndonos... ¿Estaba equivocado Heráclito el oscuro?. No sé... Me viene a la memoria lo que me inspiró su anterior montaje, hace 23 años. ¿Es el mismo río, pero ya es otro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...