20071002

La derecha telemática

Por supuesto que hay izquierda y derecha en el cosmos, como demostró Martin Gardner (que no era matemático, al contrario de lo que los matemáticos proclaman, y quizás por eso sabía explicar tan bien los problemas matemáticos). Y la izquierda y la derecha se van re-constituyendo una vez más y con creciente nitidez (como en todos los momentos de cambio social) frente a la Sociedad Telemática: la izquierda apuesta por superar la fractura digital con inversión pública en infraestructuras, con subsidios para el acceso a las TIC's de los grupos sociales más débiles; mientras que la derecha apuesta porque sea el mercado quien lo resuelva, y si el mercado falla, que sea la caridad (regalando los ordenadores viejos y obsoletos, u seudo-ordenadores inapropiados, a los niños probes). La izquierda apuesta, como siempre, apuesta por la libertad de expresión (por más que algunas expresiones sean pestilentes), mientras que la derecha apuesta, como siempre, por la censura al servicio de los intereses económicos más poderosos: ni más ni menos que a eso equivale la propuesta del PP de una Agencia Española de la Propiedad Intelectual al servicio de la SGAE. Mientras, a la izquierda se le ocurren cosas como intentar dar acceso WiFi gratuito a los ciudadanos; fueron muy por delante de Paris (en donde el alcalde socialista acaba de anunciarlo) y San Francisco algunos municipios andaluces hace años, pero el PP los persiguió a través de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y la fiscalía (mientras España caía año tras año en el ranking de la Sociedad Telemática), a pesar de que ninguna ley lo ha prohibido nunca, porque atentaban contra el sacrosanto mercado (¿hará Sarkozy como Aznar?. Lo dudo mucho).
Gardner se las arreglaba para explicar al visitante extraterrestre que tal planeta estaba a la derecha o la izquierda de cual otro, o algo así. En la Sociedad Telemática tenemos incluso más fácil explicar qué políticas corresponden a la izquierda y cuáles a la derecha. Más o menos...


Addenda (8/10/07)

Y, como no podía ser menos, en ese camino hacia el modelo chino que la derecha quiere imponer en el ámbito de las TIC's, las huestes de Rajoy pretenden que deje de existir hasta el muro en el que poner la pintada anónima. Quieren que toda conexión wifi o a través de cibercafés implique la identificación del usuario. Estás locos estos romanos, tanto que hasta los suyos se ponen nerviosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...