20070208

Inquietante sospecha

No sé cómo he llegado a la Oficina Española de Patentes y Marcas. Fascinante. Encuentro cosas susceptibles de análisis porque me chocan como a Durkheim impresionó encontrar las tasas de suicidios por Departamentos. Hablan, por ejemplo, de actividad inventiva por regiones porque se recogen las estadísticas de patentes a nivel regional. Se imaginan quiénes tienen menos, y quiénes más, ¿verdad? No... Si van a terminar inventando el test de inteligencia regional, y un buen día Esquerra Republicana propondrá repartir la hucha según ese criterio. Supongo que nadie se ha dado cuenta aún de que registrar patentes vale una pasta, y que quizás hay una cierta correlación entre nivel de renta y actividad patentadora, que sería un concepto más serio; no por corrección política, sino por seriedad.

Hay todo un archivo histórico con muchos datos on line para investigar. Creo que en cuanto encuentre dos tardes tontas en las que pueda despistarme de los hechos consuetudinarios que acontecen en la rúa me meteré a hurgar por ahí.

Porque -ya recuerdo cómo llegué ahí- se me ha engordado, visitando la web de la OEPM y viendo las decenas de miles de patentes que se hacen en España, teniendo en cuenta lo poco que se notan en nuestra vida cotidiana, esa inquietante sospecha que llevo unos días rumiando: la de que se patentan cosas inútiles sólo para poder presentar patentes como argumento para recibir financiación con la que desarrollar nuevas patentes con las que.... No sé... Es inquietante, ¿no? Porque por ejemplo los rankings de investigación miden justamente las patentes, pero ¿alguien utiliza luego esas patentes?.

En fin, no quiero seguir profundizando, porque da miedo. Pero me meteré algún día de estos en el archivo histórico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...