20150730

Open Acess vs. Open Read

Llega, a través de la ESA, noticia de una nueva revista de Sociología, Frontiers of Sociology, que se promueve como "Open Access Journal", guay, estupendo. Está alojada en el servidor del Swiss Federal Institute of Technology (EPFL), que desde 2007 acoge unas cuantas revistas, subrayan, Open-Access. Bueno, ahí surgió la Cruz Roja, ¿no?. Buscan colaboradores para revisiones y vaya, me apunto para echar la mano.

Pero ya en su web, pues me entretengo en ver el detalle del funcionamiento, y me encuentro con que la revista es, efectivamente, accesible para su lectura. No es lo de menos, aunque ya casi todas las universidades tienen acceso, gracias el éxito de la corrupción académica que han practicado los grandes grupos editores, a las de pago. Pero mira, seguro que a los estudiosos de Cuba o Corea del Norte, si sus estados les dejan acceder, les viene bien. Pero para publicar la gente tiene que pagar ¡entre 250 y 1900 euros!. ¿Y eso es acceso abierto? Eso es un negocio más, un buen negocio suizo más, porque claro, allí nació la corrupción bancaria. La revista, en realidad, no se diferencia absolutamente en nada de tantos otros negocios que han surgido en el planeta en torno a los efectos indeseados de la caliditis, el publica (aunque sea basura, aunque nadie lo lea) o muere. Este tipo de publicaciones debería ser perseguido por estos supuestos nobles caballeros que luchan contra las publicaciones basura (en el fondo creo que financiados por Thomson, Sage o todas ellas) con el mismo celo con que las persiguen cuando surgen en la India o China. Pero claro, surge en Europa, en la de este lado, en un centro tecnológico, y ya es palabrita del niño jesús. El Instituto con eso puede pagar a un becario precario (digo yo, porque si no, ¿para qué demonios necesitan ese dineral?) y eso está bien. Que haciendo lo mismo se ganen la vida diez o doce chinos, rusos o argentinos, está mal. Vivat academia.

Creo que se abusa de determinados términos, como el de Open Access. Acceder a una revista no es acceder a su lectura. Acceder es que esté realmente abierta a publicar trabajos de calidad. ¿Y para eso tiene que pagar un ecuatoriano 2000 dólares?. Venga ya. Open Access son los cientos de revistas, a la mayoría de las cuales Thomson las mantiene interesadamente excluídas de los índices que interesadamente luego van a utilizarse como indicador de calidad (insisto: aunque el artículo sea basura, aunque nadie lo haya leído), a pesar de que están publicando miles de trabajos de gran calidad. Y esas revistas se gestionan con facilidad con los programas Open Source de gestión de revistas. Y no exigen a los investigadores ni 2.000, ni 200, ni 20 ni 2 euros por publicar.

Bien, vale... Es una revista más a cuyos textos se puede acceder, pero no es una revista de acceso abierto. Open Reading puede, Open Access, para nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...