20141003

Curiosidades de la fractalidad y el dolce navigare

Me llega un mensaje de un grupo de la Federación Española de Sociología, concretamente el de Sociología del Deporte. Me paso por el enlace que sugieren visitar, en la web de la FES. Me acuerdo entonces de que, aunque soy socio individual, no me llega nada (tampoco es que lo eche en falta, tenemos un exceso de información). Pero ya que estoy ahí, me digo, voy a crear la cuenta, pero resulta que lógicamente ya está creada, de los últimos congresos; pero no me considera socio individual, a pesar de que los recibos me llgan cada año. Bueno, es igual, un día o año de estos les escribo al respecto.

Ya que estoy, miro a ver si los granadinos han puesto en marcha el espacio de nuestro Comité de Sociología Ambiental, y veo que no. Allí sólo aparece como apuntada Lina Gavira, una geógrafa andaluza reconvertida a socióloga (como tantos), que no me suena de los últimos encuentros de nuestro Comité, pero sí me suena el nombre, precisamente de alguinos trabajos de geografía agraria del siglo pasado. Aparece en su enlace una comunicación al Congreso de la FES en Madrid, y coño, vaya sorpresa; porque me llama mucho la atención tanto el título como el arranque, pues me recuerdan demasiado a mi artículo "Speculum Spñeculator", publicado en 1990 y colgado en la red desde hace muchos años (aquí está en un lugar más ad hoc). Es emocionante encontrar esos campos semánticos; pero luego me sorprende igual o más, que no cita mi trabajo. Vaya, vendrá de otras fuentes la inspiración, No sé, porque mi trabajo se basaba en elementos que están muy presentes en el suyo, el término speculum, la especulación, la crisis, Toffler (no muy citado entre sociólogos)... Bueno, será así... Cita mucho a algún repartidor de sexenios, vendrá de ahí la inspiración... o será una dichosa casualidad, que dicen que la vida está llena de ellas.


Pero ya por curiosidad hago una búsqueda del término speculum + especulación + crisis + capitalismo (osea, el resumen de mi artículo), y encuentro que unas cuantas gentes han llegado en parte (o en más parte; no en todo, claro) a la reflexión (o especulación) a la que llegué yo en 1990. Todas, por supuesto, han debido de llegar por su cuenta, o inspirados por otras fuentes: aquí es lo que parece una comunicación a un congreso de Filosofía, de esos que luego se convierten en un libro, aunque en realidad ya no cuentan en el CV, acá una ciertamente mera especulación casi teocrática, acullá una funcional definición, o este intento no sé si teórico o teorético.

Naturalmente, a ninguna de esas referencias puedo incluirlas en Los que sí citan, aunque es casi igual de placentero descubrirlas que descubrir aquellas que sí citan. Es el funcionamiento de las olas que tan bien describiese Toffler. Las olas siguen influyendo tan lejos, que es difícil definir el origen del impulso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...