20121004

El ministro bolchevique

La aplicación del que durante décadas será "famoso decreto Wert", por el cual se aumenta la jornada de trabajo en un 20% (es lo que significa pasar de 24 a 30 créditos; no aumentan sólo las horas de clase, sino lógicamente las horas de preparación y atención, pues esos seis créditos son una asignatura más, como mínimo), por las bravas, a la mayoría del profesorado funcionario de la Universidad española, ya se ha empezado a aplicar en mi Universidad. Es sabido que es el automático resultado de alguien resentido porque no pudo pillar plaza en la UNED, a la que obviamente llegó en su día gracias a sus redes políticas, y que desde entonces odia, por envidia, al profesorado universitario.

¿Seguro?


No, señores... Es el resultado de llegada de un bolchevique al ministerio. ¿Qué hicieron los bolcheviques en Rusia? Darle la vuelta a la tortilla. Y eso es lo que justamente ha hecho el inteligentísimo e hijo de la excelencia ministro. Pues como el decreto se refiere al profesorado funcionario, resulta que la inmensa mayoría del profesorado (pues la nuestra es probablemente la Universidad más precarizada del Primer Mundo), como no es funcionario, ni pinta de que lo dejen hacerse dentro del actual milenio, está exento.

(Sí, ya sé... por ahora. Porque ya andan todas las Consejerías de Educación intentando corregir la metedura de pata del inteligentísimo e hijo de la excelencia Wert).

Y mientras, todo quieto, calmo, muerto... No sé yo si es cosa de bolcheviques, o de fascistas


¡Vivan las caenas! ¡Muera la inteligencia!

2 comentarios:

  1. ¿Y qué vais a hacer los mencheviques?

    ResponderEliminar
  2. Yo por lo pronto me voy en unas semanas a la Baja California. Igual me lo pienso y pido asilo político/académico.

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...