20110225

Sociólogos felices

Me llega un email recomendándome la visión de estos vídeos:

En uno veo al sociólogo mexicano Jorge Carrillo quejándose amargamente de que en México están hartos de que se les presione para publicar en inglés, pero que escribimos cosas muy buenas en español. Y sí, si los anglos conocieran la Sociología que se escribe en español, la Sociología adquiriría otra dimensión.

Y en el otro veo un día en la vida de una especie de sociólogos que parecen como de parque temático, o campus americano tipo Disneyland, y que me obligan a reflexionar (ya les digo yo a mis alumnos que la Sociología nos obliga a reflexionar críticamente), así que respondo al comunicante que me lo envía...


Osea que:

1) Las sociólogas y no sé si los sociólogos de Barcelona narran en inglés, ponen powerpoints en inglés pero luego dan las clases y hablan con los alumnos es castellano. Y yo que creía...
2) Las sociólogas y los sociólogos de Barcelona tienen tiempo para ir de copas por las noches. ¿Cuándo leen?
3) Es que evidentemente se trata de sociólogas y sociólogos marchosas y marchosos: no ven al niño en todo el día, y por la noche se lo encasquetan de nuevo a alquien y se van de marcha... (salvo que esté con ellos en la disco, o le hayan dado ya "la clau i el duro"...)
4) La Sociología ha sido la salvación de los chabolistas de Barcelona: joé!
5) Qué poco estresadas y estresados están las sociólogas y sociólogos de Barcelona. Se ve que no son profesoras sustitutas y profesores sustitutos, o colaboradores sin tesis.
5) ¿No hay sexo?

Decididamente, puesto a pensar en "A day in the life", prefiero la delos Beatles: mucho más realista... y más sociológica en la versión de esa fantasía (neo)hippie, Across the Universe, a partir de la versión instrumental que Jeff Beck.



"A DAY IN THE LIFE

Leí hoy las noticias, madre mía,
Sobre un hombre que alcanzó su meta,
Y aunque la noticia era bastante triste,
Yo me tuve que reir,
Vi la fotografía.

Se voló el cerebro en su coche,
No se dio cuenta que el semáforo había cambiado,
Una multitud se quedó allí mirando,
Habían visto su cara antes.
Nadie estaba seguro de si era alguien del parlamento.

Vi una película hoy, madre mía,
El ejército inglés acababa de ganar la guerra.
Una multitud volvió la cara,
Pero yo tuve que mirar
Habiendo leido el libro.
Me encantaría excitarte....

Me desperté, me caí de la cama,
Arrastré el peine por mi cabeza,
Encontré el camino para bajar las escaleras y me bebí el te,
Y mirando hacia arriba me di cuenta que llegaba tarde.

Encontré el abrigo y cogí el sombrero,
Llegué al autobús en pocos segundos,
Encontré el camino de subida por las escaleras y me fumé uno,
Y alguién habló y entré en un sueño.

Leí hoy las noticias, madre mía,
Cuatro mil agujeros en blackburn provincia de lancanshire,
Y aunque los agujeros eran bastante pequeños,
Tuvieron que contarlos todos,
Ahora saben cuantos agujeros son necesarios para llenar el albert hall.
Me encantaría excitarte."

Sí, ya sé que debería guardarme esas reflexiones para los amiguetes; que esa chica se ve muy aplicada y muy seny, y llegará muy alto, y cualquier año de estos le toca evaluarme en algo.... Bueno, la clave es no tener empeño alguno en metas que no hayan sido fijadas por uno mismo, porque todo es mentira.



"Todo, menos tú..." -dice LEA

2 comentarios:

  1. Te falta la letra de Aute:

    “Me armé de corazas hasta los dientes
    y de eso que llaman valor de héroe
    para no amainar el paso hacia una meta
    en la que nunca me empeñé.
    Después de caer setecientas veces
    logré que el contrario perdiera un poco el pie
    y en vez de sentirme henchido por la hazaña
    me preguntaba porqué
    para responderme: no lo sé.

    Todo es mentira menos tú
    y si lo fueras, te lo suplico, miénteme,
    bésame y dime: todo es mentira
    menos tú.

    Me quise creer algunas promesas
    que hablaban de cosas que había que cambiar;
    la fe, que era escasa, apenas tuvo tiempo
    de acercarse a algún altar.
    Cambiaron las cosas pero al contrario,
    siguiendo las reglas del juego malabar;
    salieron de la chistera gatos rosas,
    grises, malvas, a cazar
    al primer ratón dispuesto a hablar.

    No sé que sentido tiene la vida
    ni que coincidencia separa el bien del mal,
    no sé si este cuerpo que me encierra nace
    de algo más que un mineral.
    De lo que no tengo ninguna duda
    es de que cometo el pecado original
    cuando cada noche el cuerpo que me ofreces
    no es una estatua de sal
    sino el paraíso terrenal.”

    ResponderEliminar
  2. Sí, a veces, ni en las metas fijadas por uno mismo hay que poner mucho empeño, que a saber quién o qué te las puso allí, en donde crees tu-yo

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...