20090417

Eterno retorno

Las modas son cíclicas (no circulares, sino espirales, por eso nunca se repiten exactamente, por eso toda creación es copia siendo creación). Vuelve Keynes (hasta mis alumnos de “económicas” han oído este año hablar de él, después de décadas de neoliberalismo e indocumentación teórica). Ya volvió Marx, claro. Vuelven temas como el analfabetismo, o la sorpresa porque aún exista en España (pero no se presta atención al analfabetismo que a mí, si me preguntan, me parece mucho más preocupante, el funcional).
Vuelven –me topo de frente con ellos de vuelta de Francia, al cruzar por el País Vasco- los huertos periurbanos, ese aparente caos que oculta un orden milimétrico, fruto de la necesidad y el reciclaje, cuyo derecho a la vida tuve que reivindicar hace tres décadas, frente a los bulldozer del progreso “de izquierdas” que pretendían arrasarlos por cutres y antiestéticos, según el criterio de arquitectos elitistas que como no entendían al pueblo, se apresuraron a emigrar del PCE al PeC (personal computer), y finalmente al CPE (cuánta pasta enganchas). Conseguí que se convirtiese en un tema a racionalizar, e incluso promover y que se empezase a observar la existencia de una agricultura periurbana compleja. Recuerdo con ¿ternura? (bueno, seamos tiernos) cómo el mismo Leguina que, asesorado por Mangada el terrible, estuvo a punto de prohibir la difusión del estudio sobre la agricultura periurbana de Madrid que COPLACO nos había encargado, años después se apropiaba de la idea, sólo porque una vez había inaugurado, como presidente, algo en lo que nunca había creído. Todavía siguen en funcionamiento, ahora en cuatro municipios, dedicados a la agricultura ecológica.
DSCF0585bAparecen de nuevo encaramados por las laderas, tierra de nadie, tradicional refugio de hambrientos (de comida, o simplemente de campo). La crisis no perdona. Y de nuevo contra la crisis, huertos metropolitanos.
DSCF0586 Vuelven todos esos temas de entonces. Me remite Jaime Izquierdo Vallina el vínculo a la entrevista que el otro día le hacían en el mundo, plena de temas y propuestas que me son muy cercanas. Busquen su interesante libro sobre la agrópolis asturiana. El concepto de agrópolis lo desarrollé primero con la denominación de espacios agro-urbanos (en un viejo artículo publicado en Documentación Social en 1983). Y en los '90 lo utilizaba en libros como Mujeres en Extremadura o  el Atlas Visual de Extremadura y el Alentejo (1996). Siendo en Latinoamérica donde en mayor medida lo habían repescado, en trabajos como este (producto de la Facultad de Artes (escuela de arquitectura) de Bogotá, en donde hace años estuve impartiendo en un seminario). Incluso los arqueólogos la han rescatado de algunos de mis trabajos para explicar procesos rural-urbanos de los siglos VII al VI antes de Cristo. Así que no puedo por menos que alegrarme de que Jaime desarrolle y amplíe esas ideas, adaptándolas a las realidad local de Asturias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...