20081218

Nívola

Anoche viajé kilómetros y kilómetros entre una espesa niebla. Conduciendo por aproximación. Como conducimos en esta sociedad borrosa que nos toca vivir. Sin cálculos exactos, pura fuzzy logic, que es la única lógica que tan a menudo nos guía, y así metemos la pata una y otra vez. Cuando conduces entre la niebla siempre te (re)planteas el sentido del viaje; si vas hacia adelante, o hacia atrás; si el propio viaje tiene objeto.... Pero luego la carretera se despejó, y a llegar a la ciudad sus luces ya eran como un canto de libertad. Porque la niebla es también como una cárcel, invisible y opresiva porque no sabes cómo moverte en ella. Pero esta mañana la niebla lo cubría todo, como esperma estéril. Como un magma opresivo, había ocupado la ciudad toda.

No me gusta la niebla. Debería estar prohibida. La niebla. Que todo fuese claridad, luz, transparencia...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...