20071214

Y es que todo retorna, y se transforma, y se transmuta, y muta...

Pongo al Ares a buscar un disco perdido de Donovan (pongo el link a la anglowiki, porque en la hispana le ponen al pobre una foto patética), el niño bueno, el contrapunto necesario, en mi adolescencia, del Dylan oscuro y despechado, y no lo encuentro completo (una pena, porque sólo lo tengo en cinta de casette, y los casettes ya están en el trastero hace años; pero ya aparecerá, tarde temprano). El caso es que en el curso de la búsqueda descubro que en el 2004 sacó un disco nuevo, Beat Cafe. No es gran cosa, la verdad, pero remueve los recuerdos de su última gran obra, Cosmic Wheels, y sobre todo del Atlantis de Barabajabal. Lo mejor para asomarse a otros universos que, sí, están en éste, pero no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...