20071125

Y hablando del Mal

No sé cómo doy en una charca emponzoñada, disfrazada como siempre ha hecho el Mal (especialmente al mal alemán) de elegante lógica falaz, y altiva y distante ironía, y me planteo hasta qué punto debería tolerarse que los criminales del pensamiento sigan alimentando libremente a los criminales de la vida con su cínica bazofia, deslegitimadora de la democracia parlamentaria. Pero la libertad es así... para bien y para mal. La libertad es, fundamentalmente, incómoda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...