20051028

La Raya Ibérica da mucho de sí...

No es un estilo de plancha, sino la frontera, ese espacio borroso como yo la llamo ahora (pronto me copiará la idea el organizador de másters por antonomasia, según es su costumbre) situado a ambos lados de la frontera entre España y Portugal.
Y es que ayer estuvimos en Alcántara, en el Conventual (que está soberbio, realmente hermoso), en la presentación del número de Papeles de Economía Española dedicado a ese espacio socioeconómico. Mi artículo, sobre Redes urbanas transfronterizas, se puede leer aquí; pero cesde el GIESyT también generamos para ese número otro interesante trabajo sobre un tema tan novedoso como las dinámicas transfronterizas de los actores económicos y sociales en las relaciones industriales.
Las tapas de productos extremeños se hacían esperar al principio, pero luego fueron mejorando progresiva e incesantemente.
Nos volvimos tan comidos, que nos confundimos de carretera. Pero gracias a eso pudimos ver una manada de cervatillos corretear por las dehesas de Membrio y Herreruela; dehesas soberbias, brumosas, y llenas ellas de neoricos que (nos cuenta el del bar de Membrío, en donde paramos a tomar café) "no dejan en el pueblo ni los bueno días".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados para evitar spam, pero estaré encantado de incluir cualquier comentario que quieras hacer

Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...